jueves, 3 de agosto de 2017

Gracias VII

“Así, si la improvisación es en el presente, no es en el sentido de una conexión mágica con una presencia total a sí misma, sino como el trabajo de una atención, una atención a la vida (…) Este ajuste del adentro con el afuera sería el presente, atento, con el cual trabaja la improvisación, danzar en cierta inmediatez, que sin embargo toma en cuenta una duración, un justo antes y un justo después, un adentro y un afuera, exige entonces un esfuerzo, el esfuerzo de estar en el presente. ¿Un sueño despierto?” (Bardet, 2012: 143)


me da tristeza el lugar de amante
digo
luego
experimento la tristeza que me da el lugar de no-amante
experimento la tristeza
está ahí
en la boca del estómago
en el cansancio del cuerpo...
es una tristeza simple
pasajera
que precisa de mí para sentirse
y no sos vos el responsable la responsable
y nada es un error
entiendo
acepto
apenas
una tristeza que es parte de la vida
y cada tanto se apronta
y pide su lugar
igual que la alegría
e inventa motivos mentirosos
que justifiquen su existencia
como si no pudiera
existir sin más...
sé que está ahí
de a ratos
de a ciclos
ni siquiera dañina
-enroscada sobre sí
entretenida
con su propia cola-

las condiciones
las circunstancias
en cualquier caso
siempre
son perfectas
inmejorables
exactas...
lo distinto explora en lo distinto y llama
a sentir lo informe
a apartar la cáscara y conectar el centro
en el centro mismo de la vida
así o asá
acá o allá
haciendo y deshaciendo...
no sé cuál debería ser ningún camino
me entrego a ser en mí
y a percibir
mi propia encrucijada
mi propia salvación
la enfermedad mental del pensamiento
la confusión de tantas emociones
la trampa del pasado
la ilusión del futuro

la paz interior
de respirar
ahora

C.

1 comentario:

  1. C:
    yo te quiero
    porque mis ojos
    se vieron en los tuyos
    con o sin anteojos de por medio
    porque dejaste que me posara
    en tu sonrisa floreada
    porque fui alegre
    fui amor, fui triste
    tormenta y confusa
    torpe, inocente, infantil.
    creo conocerte màs al leerte
    y si se aprende en esta vida
    se agradece y se bendice
    al sol
    y a la luna
    y a los pàjaros.
    coincido con muchos de tus pensamientos
    pero eso no importa demasiado
    porque todo va mutando
    y nada es estàtico ni rìgido
    y tambièn la trampa del pasado
    me posee a veces
    y me encierra en ese cìrculo
    cerrado mental inùtil.
    me gusta a menudo recordarte,
    sentir esa paz primera
    unida al encuentro de las almas,
    vernos en algùn sueño
    charlando con ternura.
    acà estoy surcando la distancia
    y las flechas del tiempo,
    mientras haya palabras
    seguimos existiendo siendo,
    ningùn error,
    ningùn reproche,
    ni siquiera al miedo,
    si me juzga o no me juzga,
    ahora atiendo
    entiendo.
    no intento sea esto
    una declaraciòn de principios melancòlica
    sòlo es una verdad
    guardada
    en un cofre
    o en un corazòn
    que late en el presente
    desde adentro y hacia afuera,
    como bien dijiste
    el amor no cambia.
    te quiero porque sos
    te quiero porque soy.

    te abrazo fuerte

    A.

    ResponderEliminar